12/23/2013

lunes, diciembre 23, 2013 Martín Graffigna
El Genoa cierra el año de la peor forma, no tanto por el resultado (que es malo) sino por lo expresado en el campo de juego. Un equipo temeroso que teniendo en cuenta el rival, tendría que haber buscado mucho más. Llamativamente nos encontramos con una versión de Gasperini que no esperábamos, sobre todo luego de los tres grandes triunfos consecutivos que se habían logrado y que en su momento nos ilusionaron. 

En un partido sin muchas ocasiones, trabado y mal jugado, el Bologna se llevó los tres puntos porque ambicionó un poco más, teniendo menos en campo. A veces, desde esta parte del mundo cuesta entender como, por el solo hecho de jugar de visitante, un equipo que es superior a otro no vaya a buscar los tres puntos. A las claras el Genoa tiene mejor plantel que el Bologna, y prueba de esto es la pésima ubicación en la clasifica del Bologna, mientras que nosotros, hasta hace unas semanas, nos animábamos a soñar hasta con arañar algún puesto de Europa, pero el solo hecho de ir de visita hace que el equipo no se dedique a buscar el arco rival. Entonces, ante la pasividad de un equipo que se mantenía ordenado pero que no generaba nada, el local aprovechó para ir al frente, con sus limitaciones, pero al frente al fin. Y si bien como comentaba antes, no se dieron grandes situaciones, las más claras en el primer tiempo fueron para el local. Perín tuvo que intervenir para mantener la paridad y así se fue el primer tiempo. Esto es algo que no se estaba dando, el Grifone salía a buscar este tipo de partidos, y es una señal de alarma.

Sorprenden algunas decisiones de Gasp… el cambio de Cofie por Bertolacci a los 10´ del ST no se entiende. Dos minutos después, luego de un remate de Diamanti desde fuera del área que se metió pegado al palo donde Perín no podía hacer nada, el local se puso 1 a 0. Recién a los 18´ del segundo tiempo Gasp mete al griego Fetfa, que debió ingresar en el inicio de la segunda etapa al ver que nadie generaba juego. Lo extraño fue también que en su lugar salió Vrsaljko, quizás el único jugador que se salva del desastre del Domingo junto con Perín. Para colmo de males, al griego no le salió una, y se enredó en un sinfín de enganches intrascendentes para después terminar perdiendo la pelota o entregándola mal. Y para completar las malas noticias, Gilardino tuvo que salir a falta de 15 minutos de la finalización del encuentro por lo que luego se supo que es una luxación en la espalda. Llamaba la atención viendo el partido que Gila pidiera el cambio con tanta convicción... ya se había dado cuenta que la lesión no le iba a permitir continuar. En su lugar ingresó Calaiò, que en los pocos minutos que estuvo en campo nada pudo hacer. 

GILARDINO SALE DEL CAMPO DE JUEGO POR LESIÓN... ESPEREMOS QUE NO SEA GRAVE


Cierto es que el equipo está con algunas bajas importantes, caso Kucka que vá para largo y lo de Portanova, que parecía que llegaba pero a último momento se conoció que no iba a ser convocado porque no estaba recuperado. Sumado a esto, el bajo nivel de algunos jugadores que son clave como Antonelli, que no logra recuperar el nivel que le conocemos. Sabemos que es cuestión de tiempo lo de Luca, pero se lo necesita mucho y se siente cuando sus partidos no son de los mejores.


ANTONELLI CON PELOTA AL PIE. TODAVÍA NO ESTÁ EN SU NIVEL.

Recién a falta de 10 minutos el Genoa trató de apurarse, pero sin ninguna profundidad y el partido poco a poco se hundió en un pozo que finalizó con el pitazo del árbitro que sentenciaba otra derrota Grifone. Con todo el cariño y respeto que le tenemos todos los genoani a Gasperini, tenemos que decir que luego de una gran levantada generada por él, con sendas victorias ante Parma, Lazio y Hellas Verona que nos ilusionaron mucho, hoy nos deja preocupados. Sabemos que Mr. Gasperini sacará adelante a este equipo, pero no nos queda otra que mencionar que lo de ayer fue la peor versión del Genoa en la nueva era de Gasp. Tampoco hay que dramatizar demasiado, la realidad nos indica que seguimos en mitad de tabla, en un gigante pelotón que está por arriba de la lucha por el descenso por cinco puntos y quedan dos fechas aún para terminar la primera rueda.

Ahora se viene el receso por fiestas y el Genoa volverá el lunes 6 de enero del próximo año, en casa frente al Sassuolo, y es una ocasión perfecta para cambiar la pésima imagen que se vio ayer.

Por último mencionar que en las gradas del Dall´Ara se vivió un duelo de hinchadas muy caliente. Sabemos la pésima relación que existe entre las tifoserías del Genoa y del equipo que nos robó el décimo scudetto, y con el antecedente de la suspensión de la Curva Norte del Inter para este fin de semana por cantos racistas contra los amigos napolitanos y de la Curva Sur de la Roma por cantos racistas contra los jugadores de origen o descendencia africana del Milan (que en ambos casos finalmente quedó sin efecto por el momento), el domingo se escucharon en el las tribunas del Bologna cantos ofensivos en alusión a la amistad de mas de 30 años que une a las tifoserías del Genoa y el Napoli. Mientras tanto, desde el sector visitante, prácticamente copado por los genoani, se escuchó fuerte el aliento a un equipo que lamentablemente no trasmitía nada.

EL SECTOR RESERVADO PARA LOS VISITANTES, COPADO DE GENOANI. 

Si queremos sacar algo bueno de estos malos resultados sacados en las últimas tres fechas, es el hecho que, al terminar de esta forma el año, Preziosi posiblemente no utilice un posible vuelo del Grifone para generar su querida plusvalía en el mercado de invierno, y que al contrario, mueva las piezas darle un valor agregado.

Les deseamos desde este humilde espacio Felices Fiestas para todos los fieles lectores y que a nuestro querido Grifone tenga un mejor año, donde no nos haga sufrir tanto como en estos últimos. Nos estaremos encontrando nuevamente con algunas novedades que vayan surgiendo en torno al equipo y las posibles idas y vueltas del calciomercato del invierno.

FORZA GENOA SEMPRE


Martín Graffigna


12/16/2013

lunes, diciembre 16, 2013 Martín Graffigna
Un buen Genoa, con muchas ausencias, buscó el triunfo y lo había logrado de la mano de Bertolacci, que volvía a la titularidad, pero una desatención fatal del equipo en el último segundo del partido nos arrebató la victoria. Segundo partido consecutivo donde nos cambian el resultado sobre la hora.

A tan solo dos minutos de iniciado el encuentro, Gilardino tuvo un mano a mano que atajó espectacularmente el arquero visitante... arrancaba bien este Genoa que presentaba una linea de tres defensiva de "emergencia" tras la lesión de Portanova y la injusta fecha de suspensión para Manfredini. Gasperini sorprendió con el ingreso desde el inicio de Konatè, que tuvo momentos mas que interesantes, y la vuelta a la titularidad de Bertolacci tras la lesión de Kucka. Y al principio le funcionó. La defensa se mantuvo sólida, y el equipo manejaba con criterio el balón.

GILARDINO CON LA CINTA DE CAPITÁN POR AUSENCIA DE PORTANOVA

En el primer tiempo tuvimos alguna que otra ocasión mas, como por ejemplo el tiro en el palo de Antonelli luego de conectarla de palomita y al limite. No tenía angulo Luca y era muy difícil meterla desde la posición en la que cabeceó. Luego vino otro cabezazo, esta vez de Marchese, que tomó mucha comba y se fué cerca. Bertolacci tuvo la chance en sus manos cuando le quedó servida al pelota en la puerta del area luego de una serie de interesantes combinaciones, pero quiso definir muy a colocar y le salió un tiro mas que débil, que el arquero solo tuvo que recoger del piso. Recién sobre el final el Atalanta se animó a atacar y estuvo cerca, pero Perin tapó excelentemente un mano a mano. Se fué el primer tiempo y no se había podido destrabar el encuentro, pero la vocación ofensiva y el buen manejo del balón por momentos nos daban esperanzas para el resto del encuentro. 

IMPRESIONANTE MARCO EN LA NORD PARA RECIBIR AL EQUIPO
En la segunda etapa todo transcurría sin mucha profundidad, mas allá que el Genoa era el que mas intentaba. Y fruto de esto llegó el gol de Bertolacci, que encuentra la pelota apenas entrando al área y puede definir esta vez de forma excelente, con la cara interna del pie. Y acá volvemos a lo que casi siempre mencionamos... la jugada es fruto del aguante de Gilardino para dominar una pelota en el área, que se le vengan tres defensores y al tratar de sacársela quede boyando y obviamente con un jugador del Genoa solo, porque Gilardino exige, cuando pisa el área se le juntan varios contrarios y esto hace que obviamente sus compañeros queden sin marca. Corrían los 27 minutos del ST y en el Ferraris se desataba la fiesta. 

BERTOLACCI METIÓ EN 1 A 0 Y SALE A FESTEJARLO CON GILA

El Atalanta obviamente trató de buscar el empate pero sin éxito. Solo una llegada profunda del visitante luego de un error de la defensa, que fué neutralizado por Perin. Antes del gol, soprendió la decisión de Gasp de cambiar a Konaté por Calaiò porque el moreno venía cumpliendo muy bien su tarea, pero mas sorprendió el cambio a falta de tres minutos, sacando a Bertolacci y poniendo a De Maio. El cambio era, en mi humilde opinión, por Biondini por ejemplo. De esta forma quedó claro que la idea era refugiarse atrás para aguantar como sea, y esas cosas a la corta o a la larga se pagan. Y esta vez la pagamos de la peor forma, cuando luego de un centro que no tendría que haber generado mayor peligro, la pelota no fué ni despejada ni interceptada por ningún jugador del Genoa y le quedó servida a De Luca que definió con comodidad en el área chica. Un error imperdonable, una desatención que no se puede tener faltando tan poco para alzarse con los tres puntos. Pero así es el Vecchio Balordo, quedamos todos atónitos viendo como se nos escapaba de las manos una victoria segura. Muchos le echarán la culpa al arbitro que debió expulsar por segunda amarilla a Lucchini luego del enésimo foul a Gilardino un minuto antes del gol, pero lo cierto es que a esta altura, mas allá del error arbitral, no se puede perder la concentración de la forma en la que se perdió en un momento clave del partido.

Otra vez nos quedamos con ese mal sabor, con un equipo que por momentos ilusiona, pero que por otro lado comete estos errores que se terminan pagando a la hora de mirar la clasificación. Ahora se viene el Bologna, bien temprano el Domingo de vistante, y si bien ellos están pasando por un pésimo momento futbolístico (anteúltimos), el Dall´Ara siempre es un estadio complicado. La buena noticia es que Portanova estará disponible para el domingo, y se está a la espera de Vrsaljko, que aún no está recuperado y sigue en duda. Manfredini es el otro que vuelve a la defensa y sabemos que es otra pieza importante.

FORZA GENOA SEMPRE

Martín Graffigna


12/09/2013

lunes, diciembre 09, 2013 Martín Graffigna
El Genoa claramente perjudicado por el arbitraje de Giacomelli, que tuvo entre sus errores mas groseros la expulsión por doble amarilla a Manfredini cuando no correspondía. Nos habíamos puesto en ventaja pero con uno menos se hizo dificil mantener durante todo el segundo tiempo la ventaja y finalmente el local logró el triunfo en recupero. 

Luego de un inicio con algunas indecisiones, el Genoa se empezó a parar bien en el campo y como consecuencia de esto, a los 17 minutos, logró ponerse en ventaja. Lodi, que volvió a la titularidad, metió una asistencia milimétrica para Gilardino que definió, con mucha categoría, cacheteando la pelota con tres dedos, luego de aguantar muy bien el embate del defensor local. 

GRAN DEFINICIÓN DE GILARDINO PARA PONERNOS EN VENTAJA
A partir de ahí, nos hicimos dueños del partido y el Cagliari no tuvo reacción, manejamos la pelota y desplegamos buen fútbol, pero todo cambió cuando a poco de finalizar la primera etapa, en una pelota parada a favor nuestro, Conti del Cagliari empieza a camisetear a Manfredini (que estaba amonestado) y a empujarlo con mucha vehemencia, hasta que Manfredini se lo saca de encima. El arbitro, a escasos metros de la situación, sacó amarilla para ambos y roja luego para nuestro defensa por doble amonestación. Acá no hay criterio que valga, no era para amarilla, directamente fué un invento esa segunda amarilla. Acá hay una actitud totalmente deshonesta del arbitro, que viendo como se dió el forcejeo y sabiendo que el que estaba tomando de la camiseta y empujando era Conti y no Manfredini, tomó una decisión que sabía que no era la correcta... así de simple. Gasp tuvo que sacar a Fetfa para reforzar la defensa, e ingresó Marchese. Nos íbamos al descanso sabiendo lo que se venía. 

En el segundo tiempo, con uno menos, se hizo muy difícil. Para colmo de males, Kucka tuvo que salir a los 15 del ST por lesión, y después se conoció que tiene rotura de ligamento, deberá ser operado estará fuera de las canchas por 6 meses. Terrible...

KUCKA LUCHANDO POR EL BALÓN. LUEGO SE RETIRÓ LESIONADO Y ES GRAVE... OPERACIÓN Y SEIS MESES DE STOP

Aguantábamos como podíamos, el Cagliari se vino mas con amor propio que con fútbol, nos empezaron a complicar con muchos centros, y Perin empezó a agigantar su figura y a sacar todo. A falta de 15 minutos llegó el empate local, que se veía venir. Portanova tuvo que salir por lesión minutos después, y quedaba todavía un rato para aguantar. Luego del gol del local, el Genoa pudo salir un poco y hasta llegó a generar peligro, pero estaba claro que la idea era mantener por lo menos el empate, cosa que no se logró. El arbitro, este lamentable arbitro, dió cuatro minutos de recupero y cuando se cumplió el segundo llegó el fatídico 2 a 1. 

SIEMPRE PRESENTES... SE ESCUCHÓ FUERTE EL GRITO DE GENOA! DURANTE TODO EL PARTIDO
Que se puede decir después de esto, una tarde realmente con todo en contra cuando las cosas habían arrancado de la mejor manera. Una expulsión inventada, la lesión de Kucka y el finalmente caer derrotados en tiempo de descuento. Solo queda dar vuelta rápido la página, sabiendo que nos vimos totalmente condicionados por el arbitraje que influyó de manera negativa directamente en el resultado, y que si a Manfredini no lo hubiesen expulsado, la historia seguramente era otra. Por eso el domingo frente al Atalanta en casa será una buena ocasión para sacarnos este mal sabor que nos quedó. 



FORZA GENOA SEMPRE

Martín Graffigna

12/03/2013

martes, diciembre 03, 2013 Martín Graffigna

En un durísimo partido, con un Torino en gran nivel, el Genoa rescató un empate en casa luego de arrancar perdiendo. Golazo de Biondini luego de una gran jugada de Fetfa. Otra vez Perin determinante para lograr sacar un punto.

Si a priori todos esperábamos un triunfo, nos sorprendimos al encontrarnos con un Toro muy complicado, que nos llegó desde el arranque con mucho peligro y logró el gol a tan solo 8 minutos de iniciado el partido, en una jugada un tanto fortuita. Baldazo de agua fría en la helada noche de Génova. De a poco empezamos a tratar de construir llegadas, pero no surtían efecto los desbordes de Centurión. Matuzalem tenía la manija del equipo otra vez junto con Kucka, pero no lográbamos profundidad. Inclusive, de contra, el Torino pudo liquidar las acciones pero Perin comenzaba a transformarse nuevamente en figura.
La mas cerca que tuvimos en ese primer tiempo fué un tiro libre de Matuzalem en las puertas del area que se desvía en la barrera y pasa rozando el poste. Terminaba la primera etapa y sabíamos que iba a estar muy complicado revertir esto. 

En el segundo, Gasperini arrancó con Fetfa y se volvió un partido de ida y vuelta, con llegadas para ambos equipos. El Genoa estaba mas cerca, inclusive tuvimos un tiro en el palo de Vrsaljko, y un disparo de Portanova que se fué besando el palo. Recién en el minuto 24 del segundo tiempo logramos el ansiado empate, luego de una gran jugada del griego Fetfa que arrancó apilando jugadores desde mitad de cancha y llegando al área, cuando nadie lo esperaba, pone una pelota filtrada para Biondini, que queda mano a mano y define en gran forma. Un desahogo porque estaba muy dificil el partido. 

GRAN DEFINICIÓN DE BIONDINI PARA PONER EL EMPATE


EL DESAHOGO DE BIONDINI... GILA VÁ A SU ENCUENTRO

Luego del gol, mucho mas no pasó, salvo una milagrosa doble atajada de Perin, que en primera instancia saca un disparo de afuera del área al costado y le queda sola para definir al charlatán Immobile, pero Perin tapa lo que era la caída segura de nuestra valla. Otro empate muy sufrido, esta vez en casa, y está claro que hay mucho para ajustar. El equipo tiene momentos de buen juego, pero los rivales también juegan y nos complican. 

LA NORD AL INICIO DEL ENCUENTRO MOSTRANDO UN COLORIDO ESPECTACULAR. ESTABA TODO PREPARADO PARA UNA GRAN FIESTA... PUDO SER PEOR. 

No se puede depender de los milagros de Perin siempre. Tenemos la suerte que, luego de la partida de un arquero como Frey, que fué uno de los grandes artífices de que el Genoa se mantuviera en Serie A estas ultimas dos temporadas, llegara un joven como Perin que está mostrando un nivel impresionante. Pero estamos dependiendo mucho de sus atajadas y necesitamos volver a generar ese futbol que nos puso en la posición en la que estamos. Está claro que los dos rivales que nos tocaron, nos hicieron muchísima fuerza, así que hay que estar confiado en que el Genoa volverá a demostrar en la cancha lo que vale.

FORZA GENOA SEMPRE

Martín Graffigna


martes, diciembre 03, 2013 Martín Graffigna
Empate muy valioso para mantener la buena senda. El partido se dió de la peor forma, con un Milan que se puso en ventaja rapidamente pero gracias a un penas sancionado a Vrsaljko, pudimos empatar y a tan solo ocho minutos de iniciado el partido, ya estábamos 1 a 1. Luego vino el penal a Ballotelli con expulsión de Manfredini incluída, pero el delantero milanista erró el disparo. Con uno menos durante mas de cincuenta minutos aguantamos la embestida del local y nos trajimos un punto de oro.

Todo lo bueno que en los primeros minutos se había visto, con un Genoa que defendía con buen criterio y cuando tenía la pelota la trataba bien, se fueron por la borda en una desatención que aprovechó excelentemente Kaká, bajando un pelotazo largo magistralmente y definiendo ante Perin, que nada puso hacer. Parecía que estaba todo a pedir del Milan, pero a los 8 minutos, en un ataque nuestro, Gilardino mete un taco en el area para Vrsaljko, que domina y es derribado. Penal y el mismo Gilaridno se encargó de transformarlo en gol. El partido, en menos de diez minutos ya había tenido muchas emociones. 

GILA SALE FESTEJANDO EL GOL SEÑALANDO A LOS GENOANI QUE SE DESPLAZARON A SAN SIRO

Después del empate, el Milan se nos vino sin muchas ideas, pero no podíamos contener la arremetida y atacar. En una jugada que dominó Ballotelli en nuestra area, Manfredini le cometió un claro penal y fué expulsado. Uno menos antes del termino del primer tiempo y un penal a favor del local. En ese momento todos los genoani pensamos que la historia se había acabado, pero el Ballotelli, un especialista desde los doce pasos, disparó muy debil y Perin logró la atajada. La alegría del momento se transformaba en un gran interrogante... ¿como hacer para aguantar el empate con uno menos y todo un tiempo por jugar?. La respuesta fué Perin nuevamente, que sacó todo lo que la defensa no pudo sacar. Realmente nos cascotearon por todos lados y una tras otra llegaban las chances del rossonero, que no pudo con este Genoa peleador y aguerrido en todas sus lineas.

MAS DE DOS MIL GENOANI PRESENTES EN MILANO

Una sorpresa, por como se dió el partido, que nos hayamos podido traer a casa el punto, y sirve para mantener la esperanza en este equipo que sigue séptimo solo y ahora debe enfrentar este sábado en casa a un Torino que de a poco se vá alejando de los puestos de descenso.

Esperamos ansiosamente un triunfo mañana en el Ferraris para seguir afirmando este gran momento.

FORZA GENOA SEMPRE


background: URL(http://genoacfc.it/wp-content/uploads/2012/12/Visual-istituzionale.jpg) no-repeat center center fixed; background-size: cover;